Factor Masculino
En aproximadamente un 40 por ciento de las parejas infantiles, el hombre es el único causante o contribuye a la infertilidad. Por este motivo, el análisis de semen es muy importante. Generalmente se le solicita al hombre que se abstenga de eyacular por al menos 48 horas. Luego de esto, deberá recoger una muestra de semen en un recipiente, obteniéndola por masturbación, ya sea en la consulta del médico o en el domicilio propio. La muestra de semen es examinada bajo un microscopio pare determinar la concentración, motilidad (movimiento), y morfología (aspecto y forma) de los espermatozoides. En general, se recomiendan dos o tres análisis de semen en un periodo de dos a seis meses, ya que la calidad de los espermatozoides puede variar en el tiempo. Estos y otros exámenes ayudan a determinar las características de los espermatozoides respecto de algunas funciones que son necesarias pare una fertilización exitosa.Con frecuencia, un hombre deberá acudir a un urólogo u otro médico que se especialice en infertilidad masculina. El tratamiento para el factor masculino en la infertilidad puede incluir antibióticos para las infecciones, corrección quirúrgica de varicocele (venas varicosas en el escroto) u obstrucción de conductos, hormonas para mejorar la producción de espermatozoides, e inseminación de espermatozoides en la cavidad uterina de la mujer (inseminación intrauterina). La fertilización in vitro (IVF en ingles) y otras técnicas de reproducción asistida también pueden proporcionar tratamientos para el factor masculino de la infertilidad.Si los factores masculinos son severos, pueden no responder al tratamiento. Si esto ocurre, su medico puede discutir el uso de semen de un donante anónimo como otra opción para tener un hijo.